A la hora de actualizar un blog o una web es muy importante optimizar las imágenes para que el tiempo de carga y la resolución sean las apropiadas, así conseguirás no sólo mucho más usabilidad en tu web, sino que además mejorarás el SEO.

Las imágenes son uno de los factores importantes para el posicionamiento orgánico en buscadores (SEO) y merece la pena gastar un poco de tiempo en tratarlas antes de subirlas a la red. Así, cumplirán al mismo tiempo una función estética, informativa y de posicionamiento.

comprimir imagenes para web

 

Uno de parámetros más importantes es la velocidad de carga de un sitio web, ya que, si tarda mucho, la web pierde usabilidad y los usuarios se desesperan. Por eso es muy beneficioso optimizar las imágenes en cuanto a peso y resolución para ayudar a que se carguen rápidamente.

Hay muchas maneras de optimizar y guardar imágenes para web, por ejemplo con el Photoshop, para lo que sólo hay que ir al menú “Archivo”, elegir “guardar para web” y seguir los pasos de las ventanas que se abren. Así, el propio programa ajusta la resolución y el tamaño de la foto para la web, además de modificar el nombre del archivo con guiones.

Si no sabes usar Photoshop, que es un programa de tratamiento profesional de imágenes de Adobe, también se pueden usar herramientas online para comprimir imágenes para web. Te proponemos por ejemplo Tinyjpg.com, una web en la que puedes subir las imágenes que quieras comprimir tanto en formato jpg como png, las optimiza y te ofrece descargarlas en tu ordenador.

 

Un de las ventajas de esta web, además de que tiene una interfaz agradable y fácil de usar, es que te informa del peso anterior y el peso de la imagen tras la optimización, así como del porcentaje de reducción que ha realizado.

Además, a pesar de que reduzca muchísimo las imágenes, ese cambio apenas es perceptible a nivel visual, de manera que casi no pierde calidad de cara a los usuarios de la web.

Existen muchos programas online que te permiten realizar de forma sencilla esta función de optimización de peso y calidad de imágenes para web, por lo que ¡no tienes muchas excusas para no hacerlo! Piensa en las veces que has entrado en una web y han tardado en aparecer las imágenes… ¿cuánto tiempo has esperado hasta que te has ido? No le hagas lo mismo a los visitantes de tu web, menos aún si se trata de un negocio online.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies